Rocío Montoya | PHOTOESPAÑA 2014 / JOAN VILATOBÀ
Official site of the visual artist Rocío Montoya
photographer,collage,conceptual,portrait,creative,fashion,fotógrafa,creativa,retrato,design,video,diseño,moda
1503
single,single-post,postid-1503,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive
vilatoba-2

24 jun PHOTOESPAÑA 2014 / JOAN VILATOBÀ

Hoy ha sido una mañana muy productiva. El día ha amanecido nublado y fresco, poco usual en estas calurosas fechas en Madrid. Me he levantado temprano y he visitado dos de las exposiciones que más me apetecían dentro del marco de PHOTOESPAÑA. Joan Vilatobà (en el Museo del Romanticismo) y Arissa. La sombra y el fotógrafo. 1922-1936 (en Espacio Fundación Telefónica). El recorrido por ambas muestras ha sido muy interesante y os recomiendo que no dejéis pasar la oportunidad de visitarlas si estáis en Madrid este verano. Hoy voy a hablaros de la primera, dedicada al fotógrafo catalán Joan Vilatobá, que estará abierta al público hasta el 21 de septiembre de 2014.

Siempre he sentido adoración por el pictorialismo fotográfico, especialmente por la obra de la maravillosa Julia Margaret Cameron, y esta visita me ha iluminado el día gris que se me venía por delante.

La obra de este fotógrafo es sencillamente deliciosa. Al observar sus imágenes me he quedado literalmente embobada con la riqueza de detalles, con el dramatismo de su iluminación y la puesta en escena de sus personajes. Con una calidad plástica abrumadora, Joan vilatobà me ha emocionado, me ha calado y me ha atravesado la fibra sensible. La selección de fotografías es pequeña, pero no por ello menos cautivadora. He acudido al Museo del Romanticismo a primera hora de la mañana y he podido disfrutar de sus obras prácticamente sola y a mis anchas.

Joan Vilatobà nació en Sabadell en 1878 y fue uno de los pioneros de la fotografía pictorialista catalana de finales del siglo XIX y principios del XX. Vivió durante algunos años en Francia y Alemania tras desertar cuando fue llamado a filas por el servicio militar de Marruecos. Esta experiencia fuera de su país de origen le impulsó a sumergirse en el mundo de la fotografía.

A su regreso a España abrió su propio estudio, en el que trabajó durante algunos años como reputado retratista, obteniendo diversos galardones y realizando, en 1910, su primera exposición en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Su estética recoge las inquietudes propias del movimiento romántico de la época, abogando por un concepto artístico que alejara a la imagen del puro documento gráfico. A través de la manipulación analógica, Vilatobà alcanza una poética visual llena de fuerza, transformando la realidad para acercarla a su particular universo onírico. Sus intereses se centraron en tres grandes temáticas: paisajes, figuras y composiciones, siempre con un sello muy personal que homogeneizó toda su producción plástica.

Estas últimas (sus composiciones, muestra en la foto que veréis a continuación) destacaron notablemente en su producción. Se trata de escenificaciones catalogadas como “cuadros de género” y son las imágenes que más se acercan a la pintura, aunque abordadas desde las técnicas propias de la fotografía. En ellas Joan compone escenarios y crea personajes arquetípicos inspirados en la pintura del siglo XVII.

En sus copias a gran formato con la técnica de impresión al carbono, se respira una atmósfera densa de tonos oscuros y texturas que agravan esa sensación de melancolía y dramatismo tan propia del pictorialismo y que le otorgó un valor añadido, siendo este proceso mucho más laborioso, complejo y resistente que el obtenido a través de las copias con gelatinobromuro de plata.

En su época de actividad creativa fue muy conocido y entabló amistades con otros grandes artistas de la época, entre ellos SorollaBenlliure o Enrique Granados.

Aunque en sus inicios gozó de gran reconocimiento en certámenes y concursos, el artista no empatizó con la estrepitosa evolución del formato fotográfico que se estaba gestando a su alrededor con la llegada de las nuevas vanguardias y decidió abandonar la cámara en 1930 para dedicarse a la enseñanza en la Escuela de Artes y Oficios de Sabadell.

Su obra ha permanecido olvidada durante décadas y, aún habiendo recibido muy buenas críticas por parte de historiadores, nunca llegó a captar el interés del gran público, siendo en la actualidad poco conocida. Murió en 1954 en el anonimato en calidad de artista.

vilatoba-3
Joan Vilatobá. “¿En qué lugar del cielo te encontraré?”. Circa 1903-1904.

vilatoba-4
Joan Vilatobá. “Nuevas generaciones”. Circa 1904-1905.

vilatoba-11
Joan Vilatobá. “Sin título” y “Meditación variante”. Circa 1904-1905.